BAJCURA & ASOCIADOS S.A.

Cuando un club ….. es el “alma del pueblo”

CLUB RECREATIVO APOLO, Azcuénaga, Pcia. de Buenos Aires

FELICES 100, 101 y 102 años!!!!

 

Fundado en 1920 y… pandemia de por medio… este domingo 03 de Julio se hizo el gran festejo!.

El cerco invernal y el humo con “olorcito a asado” nos delata el festejo.

Fachada del Club renovada.

Fuente: facebook: Club recreativo Apolo, Azcuenaga, Pcia. Bs. As.

Fotografía Alejandro Nahuel Caminos Nov 2020

¿Cómo es una fiesta en un pueblo rural?… ahorita les cuento

El club está ubicado en la localidad de Azcuénaga, Pcia. de Bs. As.

Azcuénaga es un pueblo que se crea con la llegada del ferrocarril.

La estación ferroviaria de Azcuénaga se inaugura el 1° de Abril de 1880.

La iglesia se establece en 1906, y el club se funda el 7 de Julio 1920.

 

El Club Apolo es el centro social del pueblo y de sus descendientes, aunque vivan en localidades vecinas, sigue siendo su referencia social, deportiva, recreativa, de amistad, de contención.

 

También es importante aclarar que esta cohesión social se suele dar en comunidades pequeñas, que viven en la comprensión y el amor, más allá de sus diferencias, vicisitudes, problemas, realidades

 

Y… hoy quiero compartir con ustedes los “festejos campestres” compartidos con mucha alegría. 

Llegamos con mi amiga Lila Martinez, nieta de un socio fundador y que, además, fue secretario de la primer comisión.

Para disfrutar de todo el festejo llegamos a las 10:30hs de la mañana… y, de camino al Club, nos encontramos con los preparativos del almuerzo.

 

En un terreno al lado de la panadería se asaron los pollos, el chancho con pelo y se prepararon las verduras en bandejas que se asarían luego en la panadería del pueblo “La Moderna”.

El asar carne es un “ritual”, para nosotros los argentinos.

 

El chancho todo cubierto. Al final de la cocción (4hs. aprox.) y media hora antes de servir se le extrae el cuero, que sale fácilmente porque se la película de grasa del animal se desgrasó.

Está el que cuida el fuego (sentado), el atizador con la pala.

Está el que cuida el fuego (sentado), el atizador con la pala.Al lado de los asadores, están los/as que preparan la verdura

En este sector: lavan, pelan, cortan y colocan la verdura en las fuentes de la panadería para llevarlas a asar a horno a leña, previa condimentación. Había: cebollas, papas, batatas, pimientos, zapallos y zanahorias.

Siempre hay alguien que se encarga se cebar mate con bizcochitos.

Los guardianes del lugar… los perros durmiendo al sol y cuando el asado está listo en el entrevero son convidados!

El chancho “descubierto” y ya retirándole el cuero. Y más arriba los pollos listos!!

También podemos observar la vegetación de los patios y lotes rurales: sauce, ceibo, laurel, limonero (plantado en lugar muy protegido debido a las heladas)

Y.. ahora vamos al Club!!!… ¿Cómo lo habrán vestido?

El sector del acceso y la cantina.

El salón preparado para 180 personas… y otros más almorzaron en el patio.. ya no cabíamos más!!!

Aquí cantando el feliz cumpleaños del club

El presidente del Club Facundo Busca y la comisión a pleno con merecido reconocimiento.

Es de destacar que en los años de pandemia y un poco más, han refaccionado todo el club, respetando la construcción original. Se han cambiado techos, revocado, las carpinterías restauradas, el cielorraso se hizo acústico y los solados se adaptaron a los usos actuales.

Se inauguró la “cancha de bochas”, uno de los juegos de gran actividad, en los orígenes del club, que se ha recuperado.

El rincón de los trofeos en el acceso a la cantina

Según pasan los años…el fútbol, deporte infaltable, que desde sus comienzos, han tenido actuaciones destacadas.

(Izq.) La cancha de bochas cubierta, calefaccionada… y con los jugadores con el equipo correspondiente y de estreno!!! (Der.) La futura generación entusiasmándose.

La cancha de bochas fue reconstruida por los mismos jugadores y socios, dedicando tardes, noches y fines de semana, en un esfuerzo colectivo muy grande.

 

Durante el festejo anunciaron que a la mañana nació “un nuevo socio del club”…

 

En el ramo de flores entregado como reconocimiento a una integrante de la tercer generación familiar de socio del club, dice:

 

“El amor por el club se hereda”

Objetivos de sostenibilidad de las Naciones Unidas que intenta conseguir esta nota:

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Hola!
Puedo ayudarte en algo?